Calaveras 2 de noviembre

Estaba una burrita en medio de un pasto
que llega la muerte y se la lleva al camposanto.

Ya viene la muerte
viene recogiendo maestros,
pasa la calavera y les dice
¡Ya no se escondan!
hoy me los llevo en el metro

Era una noche muy tranquila
Y Susana salió a pasear.
La huesuda por esos rumbos andaba
Y a Susana un susto la hizo pasar.
Desde esa noche Susana siempre va acompañada
Pues no vaya ser la de malas
Y se la lleve a su morada.

Norma no me grites que no estoy sorda
Gustavo no te hagas malvado que no eres
María ya quédate este día
Decía la parca desde su silla

calaveras 2 de noviembre1La muerte desde su balcón decía.
No quiero pan, no quiero chocolate
No quiero tele ni quiero música
Lo único que quiero es llevarme de los pelos a doña Leticia

Estaba Ricardo llorando y
llorando por su disfraz este 2 de noviembre
Pataleando y gritando no paraba
Cuando de pronto llego la flaca le dijo
Chamaco deja de estar pataleando por tu disfraz
Que no sabes que aquí en México no se celebra eso
Aquí solo tamales y chocolate.
Si sigues con tus berrinches ten por seguro que no te salvas de mí.

En la cancha la calca se paseaba
Anda en busca del mejor jugador
Del equipo de las chivas

Ramoncito es un buen elemento
Dijo la muerte emocionada
Ándale ramoncito vente a mi morada
ya anda despidiéndote de tus compañeros
y vámonos al cementerio a jugar unos partidos.

2 de noviembreLa casa de Uriel
Esta embrujada
Pues la calaca
Con el está enojada

Para contentarla
La llevo a la escuela
Que a su maestra Lili
Que le dolía la muela

Ya pesando en el salón
Y poniendo dirección
Uriel y la calaca aprendieron la división
Hasta la directora flor los felicito
Y con un diploma los presumió
De: Gerardo Ávila Domínguez 2 a

Con lista en mano y anteojos bien puestos
Espera con suerte poderse llevar a todos
Esta vez nadie se le escapa, pensó la muerte
Buscando y buscando no encontró más que a uno que otro
“Todos ya no estaban”
Felipa ya había ido con el chisme
La muerte encorajinada se la llevo de una patada
Y así fue como termino la triste historia de Felipa la periodista.

Gustavo el flojonaso

Todos trabajando en la oficina
Mientras Gustavo se aflojonaba
No paraba de chatear por su computadora
Al darse cuenta la muerte, supo que el era el indicado
Alguien que no trabajaba se iba para su morada
Gustavo tan cerca vio a la flaca y llorando le pidió
No seas mala y no me lleves de las patas.

En Oaxaca estaba la tía Antonia
Rezando unos rosarios
Tan entretenida estaba que ni cuenta se daba
Que la calaca que andaba espiando.

¡Hay nanita! Expreso toñita al voltear y ver la calaquita
¡No que no! Tenías miedo toñita, aunque seas muy religiosa te vas ahorita
No tengo nada contra ti pero en estas fechas alguien se tiene que ir.
De: Alejandra Montes

SIGUIENTE CALAVERITA:

CALAVERITA ANTERIOR: